Blog //Al Matadero Sin Miedo// Debajo del sombrero


Madrid!
escrito por Debajo del sombrero 10/03/2014 08:12:12
Franklin comienza una nueva pieza. Dice que es una jaula con ruedas para meter un pajarito. Y José Antonio dice que es la caseta de Matadero, que Franklin quería hacer la caseta, y que luego pasó a ser una parrilla para asar carne... todo con ruedas.



 
escrito por Debajo del sombrero 10/03/2014 08:11:08
Dibujo de Luis Mi en la Mesa de Diálogos.


 
escrito por Debajo del sombrero 10/03/2014 08:10:15
Estos son dos cuadritos que ha empezado a pintar Marina en Matadero. A partir de aquí habrá que ver cómo comenzar a trabajar con ella.  



 
escrito por Debajo del sombrero 07/03/2014 11:56:20
 
escrito por Debajo del sombrero 20/02/2014 16:29:50
En esta foto se ve un pequeñito altavoz de color rojo colgando del cuello de Franklin.En la caseta de Matadero hay un altavoz grande. Quería que le sacase de ese altavoz una canción de esas tropicales que a él le gustan.  



 
escrito por Debajo del sombrero 29/01/2014 16:58:31
La "fabricación de niños" es una preocupación que se sucede en los dibujos y escritos de Andrés desde hace un tiempo, al menos desde que nos hemos dado cuenta. En la exposición "Mundo Extreme" se exhibían dibujos de Andrés en los que ya se apuntaba ésta, yo le voy a llamar "investigación" suya, en la que va recreando con cada texto, mapa y dibujo, una  particular geografía del parto. El parto de un bebé convertido en mecanismo,  una máquina que "fabrica" niños. En sus cuadernos hay dibujos con huesos, órganos, fluidos, líquidos, cada uno con sus nombres, emparejados o no según si encuentra él una particular correspondencia entre sus funciones. El cuerpo como mecanismo aparece en los dibujos de Andrés como un croquis o un plano de taller, parecido a como lo haría un  técnico que estudiase los mecanismos de su funcionamiento.

"Fases del embarazo hasta la pubertad"

 
escrito por Debajo del sombrero 29/01/2014 16:34:12
Aquí va una foto del estado actual del siguiente cuadro de Rubén.
Hace unos pocos meses, de manera un poco azarosa y un poco forzada también para Rubén, pudimos ver el diario personal de Rubén, un diario secreto, suyo y solo suyo que él no enseña a nadie. El caso es que de las páginas de ese diario, nos sorprendió la escritura, parecía un códice, con texto escrito en un tamaño casi milimétrico, precioso, abigarrado.
A la vista de esas páginas, le sugerimos a Rubén que escribiese sobre sus esculturas y sus cuadros, y parece que le gustó la idea. ¿Quién sabe si la línea de trabajo abierta en la Mesa de Diálogos, a su manera no está también presente en los escrito que Rubén comienza a dejar sobre sus cuadros y sus esculturas?  

 
escrito por Debajo del sombrero 22/01/2014 19:09:06

Este miércoles hemos hablado en el taller sobre la necesidad de introducir algunos cambios en el área de construcción. A lo interesante de la conversación uno ahora algunas reflexiones personales sobre el proceso de trabajo de Alfonso Sánchez que vengo observando durante estos meses. Quizás podrían ayudarnos a enfocar las novedades.
Para empezar, seguro que todos habéis visto la pieza de grandes dimensiones que Alfonso construye cada miércoles desde hace unos tres meses. Llama mucho la atención el paralelepípedo de madera forrado de fotografías; una suerte de collage en 3D  de imágenes de los ‘baños de barro’ que tanto le fascinan y que captura de vídeos de Youtube.
Justo antes de comenzar a levantar esta enorme “columna de barro” (llamémosla a así), Alfonso ya trabajaba sobre el mismo motivo de los baños, pero las fotografías estaban pegadas sobre un material diferente, el cartón pluma. El resultado era también una serie de estructuras tridimensionales de tamaño folio, en las que las instantáneas –recortadas de forma caprichosa- se apoyaban unas sobre otras sostenidas por pequeñas piezas de cartón pluma, creando un curioso efecto de profundidad.
Las últimas entregas de esta serie presentaban un problema que acabó llevando al cambio de soporte (del cartón-pluma a la madera). Alfonso quería acumular cada vez más capas de fotografía en altura, pero los collages no podían crecer más allá de dos o tres pisos debido a la endeblez del cartón y a que las formas recortadas cada vez eran más arriesgadas (reduciendo las superficies de apoyo). A ello se une que Alfonso, algunas veces, no conseguía establecer los puntos de apoyo adecuados para sostener el conjunto.   
Le propuse entonces seguir trabajando con las fotos, pero cambiando el soporte, y utilizar piezas de madera (cuadradas, rectangulares, alargadas) para pegar las imágenes –siempre recortadas- sobre toda la superficie y después proceder al ensamblaje de unas con otras. A partir de ahí, poco a poco, nació la “columna”.
Durante este tiempo, Alfonso, ha investigado (y sigue) las posibilidades que el nuevo material le ofrece. La solidez se ha convertido en la principal característica (quizás la más visible y evidente) de su obra, fluyendo hasta permitirle satisfacer esa necesidad de crecimiento vertical que le rondaba desde sus últimos trabajos. También se ha ido enfrentando a problemas nuevos para él: instalar un entramado interno que dé solidez a las paredes para evitar que se derrumben y que ha de ir completando conforme crece toda la estructura, ceñirse a unos márgenes espaciales en la longitud de cada lado de la columna para impedir que se caigan, o dar con la posición adecuada y la superficie de pegado correcta para unir maderas irregulares y de grosores diferentes.  Asuntos que ha resuelto ofreciendo soluciones originales e impensables que en todo momento han hecho que la “columna” se mantuviera en pie.
Estos intentos forman parte de la búsqueda de un lenguaje constructivo en el que, si bien es cierto es “el principio de algo” donde todavía domina una cierta rudeza en la presentación y un desbordamiento espacial que parece incapaz de controlar, han aflorado otros aspectos, fundamentales para entender el desarrollo creativo de su producción. Por un lado, se ha detenido la serialidad compulsiva de su trabajo –realización de un collage tras otro, a veces varios en un día- y ha concentrado su labor durante largo tiempo en una sola pieza, que le mantiene muy interesado y con una enorme excitación ligada a su crecimiento (parece no ver un fin en la altura a alcanzar). Del mecanicismo inexpresivo con el que acometía los últimos collages en cartón-pluma, ha pasado a emocionarse y dialogar en voz alta sobre el desarrollo de su trabajo con el entorno del taller de construcción.
El modo en el que acomete la manipulación de las fotografías se ha dotado, también, de una dimensión diferente que ha enriquecido ese acercamiento. Ahora, una vez que ha impreso las imágenes, reencuadra cada foto (mentalmente, sin marcar el papel) en el momento de recortarla, escogiendo un motivo principal (siempre el recorte de mayor tamaño que ocupará un lugar destacado en las partes centrales de la columna); mientras que aprovecha los descartes de la imagen para las tablillas menores y pequeñas.
Por último, pero no menos importante, hay que destacar el cambio de escala al que se ha enfrentado en su apropiación de la madera, un material con el que ha dado un salto de gigante del limitador A4 hacia composiciones de mayor envergadura, adaptando con soltura el motivo recurrente de los “baños”, al que ha dotado de mayor fuerza e impacto en esta nueva combinación de las imágenes. E incluso ha superado sin dificultad el cambio de perspectiva en la contemplación de sus trabajos, abandonando el punto de vista único y frontal con el que se concebían todos sus collages anteriores, frente a la multiplicidad de aristas, caras e intereses visuales que contiene la aún inacabada “columna de barro”.

 
escrito por Debajo del sombrero 27/11/2013 21:26:46
Desde hace unos días creo que está teniendo lugar un proceso de trabajo en Rubén, como si fuera en espejo, quiero decir, que el modo de pintar en Matadero tiene su reflejo inmediato y muy muy a las claras en el modo de pintar su escultura en la Facultad de Bellas Artes.

  Hoy y ayer





Ruben vuelve a repintar su pieza dibujando lineas gruesas en cara y manos. Estas lineas aparecieron  por primera vez en su cuadro.



La escritura a lapiz en su escultura apareció con motivo de invitarle a escribir en su cuadro. . Lo hizo y escribió las palabras: "letras y números" dentro de un rectángulo.

 
escrito por Debajo del sombrero 18/11/2013 10:19:28
Subo cuatro fotos con las componentes del trío con bailarina que visitaron el taller el miércoles pasado. Se llaman "Guerrilla Breve", de ahí las medias de colores como pasamontañas. A mí, personalmente me hubiera gustado más "Guerrilla ma non tropo", "molto vivache" o "Guerrilla allegro andante", algo así pero no, se han quedado con eso de "breve" que le da el punto humano y romántico a la guerra que por sí sola no tiene, y también por ser ellas mujeres y no hombres. Me gusta, me gusta!! Se estrenaron musicálmente y vestuariamente y danzarinamente como grupo en el taller, todo un privilegio para nosotros que las escuchamos tocar y bailar interpretaciones de Piazzola.
Más o menos a la una y cuarto, cuando la gente de Pauta, de Don Orione ¿y del Ranchito también? se preparaban para irse, las cuatro me dieron la impresión de sentirse extrañadas o incómodas o sorprendidas por tanto barullo en torno a ellas, y que de repente pasasen a ser ignoradas. Quedaba la mesa de Diálogos, allá, retirada, con un alboroto grande, y bien por la mesa de Diálogos. El caso es que en un instante se quedaron solas las cuatro ahí, en medio de nadie y de nada. Yuka me preguntaba si seguían tocando o si terminaban ya porque no tenía mucho sentido seguir entre semejante ruido y tensión por marcharse la gente.Esta parte, la verdad, no me gustó. Sospecho que a ellas tampoco. Se me quedó la impresión de no haber tacto, de una torpeza o de falta de delicadeza en el taller para marcharse o moverse la gente mientras ellas estaban tocando. Es como si invito a alguien a mí casa y cuando se tercia me voy olvidando que esa persona está conmigo, que ha venido a verme a mí. Y vaya... ahora que me doy cuenta, esto mismo lo he hecho yo antes.
En fin, imagino que al ser estas las primeras veces que contamos tan de seguido con intervenciones de fuera, tendremos que ir afinando cada vez más. 






 
anterior | 1 2 3 »4« 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 | siguiente