Intermediæ blog


Madrid!

En el barrio de Legazpi



El deseo explícito de trabajar en y con el contexto en el que se sitúa Intermediæ, hace que uno de los interlocutores más directos sea el barrio de Legazpi. Una programación sensible con lo local pero articulada internacionalmente permite establecer un compromiso con un público más cercano, haciendo dialogar la idea de vanguardia artística con el valor de proximidad.

Intermediæ parte de un interés explícito sobre el contexto y lo considera como “site” en línea con la tradición artística del site specific, desvinculándose de la pretensión de universalidad. La institución no ocupa más un espacio neutral, sino que se determina como específica, de manera que la actuación desde ella se considera como inacabada y parcial hasta que no se conecta con el tejido social del barrio. Este interés en “trabajar con el tejido social del barrio” se concreta en el desarrollo de una serie de proyectos bajo la plataforma de trabajo denominada Mundo Legazpi, que invita a diferentes artistas a recorrer sus calles y practicar otros modos de relacionar, cartografiar, contar, entender y habitar este fragmento de ciudad.



-
Imagen arriba: LEGAZPOLIS, un proyecto de Tamara Arroyo.
Imagen abajo: CORTE ARGANZUELA, un proyecto de Cía. Púctum (blog del proyecto)


HISTORIA BREVE DE MATADERO

Intermediae abre sus puertas en febrero de 2007 ocupando parte de lo que fue la nave frigorífica del antiguo Matadero una vez finalizada la intervención de los arquitectos Arturo Franco y Fabrice Van Teslaar en colaboración con el arquitecto de interiores Diego Castellanos 

El matadero y mercado de ganados de Arganzuela fue, desde sus inicios, un proyecto abierto y susceptible de crecer. Con una superficie de 165.415 m 2, el proyecto del arquitecto municipal Luis Bellido se estructuró en torno a un conjunto de pabellones dedicados a diversas funciones y servicios: dirección y administración, mercados de ganado, sección sanitaria, cocheras, cuadras e incluso servicio ferroviario.

Tras la guerra civil se admitieron otros usos y se construyó la nave para almacén de patatas en 1940, posteriormente transformada en invernadero en 1992. A partir de 1970, cuando las instalaciones comenzaron a quedar obsoletas, se iniciaron las primeras intervenciones para dotar de nuevos usos a algunas naves. En los años 80  el arquitecto Rafael Fernández-Rañada  transformó el edificio destinado a dirección y administración del antiguo matadero, más conocido como Casa del Reloj, en sede de la Junta Municipal de Distrito de Arganzuela, así como la nave de estabulación y venta de terneras en espacio para actividades de índole sociocultural. En los años 90, el arquitecto Antonio Fernández Alba transformó los antiguos establos de vacuno en sede del Ballet Nacional de España y de la Compañía Nacional de Danza.

En 1996 se produjo la clausura definitiva del espacio dedicado a matadero y se calificó el recinto como bien catalogado, según el Plan General de Ordenación Urbana de 1997. El 26 de septiembre de 2005 se aprobó la modificación del plan especial de intervención, adecuación arquitectónica y control urbanístico-ambiental de usos del recinto del antiguo matadero municipal, incrementando el uso cultural al 75% del total.